Yoga

Yoga

La práctica del yoga, para alumnos de cualquier nivel, tiene beneficios preventivos y terapéuticos. Esto ofrece tanto ventajas físicas como mentales.

Mejora la flexibilidad y movilidad muscular conjunta, tonifica y fortalece los músculos, corrige la postura, fortalece la columna, alivia el dolor de espalda, mejora condiciones músculo-esqueléticas, como las rodillas, los hombros y el cuello estrecho, hiperlordosis y escoliosis.

 

Renueva, vigoriza y sana el cuerpo, estirando y tonificando los músculos, las articulaciones y la columna vertebral, dirige la sangre y oxigena los órganos internos.

Cuando se hace con la dedicación y el propósito, el  yoga puede ser un tipo de ejercicio muy exigente pero al mismo tiempo inmensamente gratificante. Es un trabajo que involucra casi todos los músculos en el cuerpo y desafía al cuerpo para trabajar en una forma diferente y a menudo de forma más pasiva.

El  yoga acentúa la calidad del movimiento sobre la cantidad. Una práctica de yoga consistente puede aquietar la mente y renovar el cuerpo, trayendo, salud, relajación y felicidad.

Las asanas son buenas para desarrollar la coordinación y ayudar a mejorar la concentración y la memoria. La práctica regular puede permitir a los jóvenes mantener su flexibilidad natural para muchos años.

Las asanas liberan las tensiones físicas causadas por horas de permanecer sentados, al respirar profundo le da vitalidad aumentando el suministro de oxígeno al cerebro y la meditación mejora la capacidad de concentración.

La practica de yoga mejora la fuerza y la flexibilidad en la mente así como en el cuerpo y ayuda a la relajación. El yoga no sólo permite la relajación completa, sino que también promueve el sueño profundo, además de que mejora la digestión y estimula la circulación. Esto libera al practicante tanto física como mentalmente, a menudo aumentando la intuición y la creatividad.